26 33 44./ la Magia de Mis Mojones.

Una noche de farra con Humphrey.

Se acercaba la hora, lo esperaba impaciente enroscándose el cabello marrón claro sobre el dedo índice con la ayuda del dedo pulgar.

Tenía puesta ropa interior lila muy delicada a veces pensaba que él no la merecía pero sabía que las predicciones eran más acertadas si ella se preparaba para su llegada.

Unos zapatitos de tacón negro brillante llegaron a la habitación . Era él, Humphey llegaba puntual siempre. A las 3:35.

Clarissa todavía tenía dinero de la última vez que le había visitado, había podido guardar para comprarse un auto, con tan sólo 16 años estaba muy cerca de la independencia que representa un volante con cuatro ruedas.

Hacía cuatro meses de la primera visita de Humphrey. Su pequeña persona había atravesado el marco de la puerta de la habitación de Clarissa, la tomó de la mano suavemente y le comentó de la posibilidad de que ganase la lotería.

Humphrey: -te he visto jugar a los triples. Números muy interesantes pero la verdad podría hacerte ganar más, conozco los números. Entre los dos podemos conseguir ganar mucho dinero para irnos de aquí.

Clarissa le vio con los ojos fuera de foco y asintió con la cabeza. Soñaba desde que tenía 12 con tener un auto, un fiat uno azul marino para pasear por la avenida las delicias con sus amigas, quizá ir a comerse un helado de tiramizu y terminar el día bebiendo jarabe para la tos (su droga favorita) en el Paseo de las Ballenas.

Así él llegaba todos los miércoles con una hojita marrón oscura con unos números anotados , generalmente acertaba los tres números aunque si ella no se esmeraba en consentirle los caprichos de la carne el erraba un par de intencionalmente.

No era directamente prostitución pero estaba muy cerca, lo que le mantenía la conciencia tranquila a Clarissa era que nadie la molestaba por hablar con un duende en su casa, le hablaba delante de todos y la gente de la casa hasta parecía reconocer la existencia de Humphrey.

Se hicieron las 3:35 y llegó con su papel en la mano, esta vez le jugaría a triple todo porque no quería tener nada más que ver con él, le daba un poco de asco andar cogiendo con un duende, pelirrojo, enano y peludo. No quería mas esas manos enanas tocando sus pechos juveniles y drogados, por eso estaba haciendo el sacrificio de follarse al duende es última vez con mucho ahínco, se depiló su incipiente bello púbico, , compró ropa interior provocativa, color lila y le esperó húmeda en la cama.

Nunca tardaba mucho, al parecer se estimulaba demasiado con ese gran cuerpo rozando su diminuto pene de duende.

Acabó sobre su abdomen le besó los labios con rabia y salió sin decir palabra de la habitación , Clarissa escuchó la puerta sonar y supo que todo había acabado, no mas duende asqueroso.

Llegaba a su departamento Humphrey, agotado de hacer el esfuerzo de follar a una mujer gigante. Encendió un cigarrillo, cosa que sólo hacía cuando estaba de fiesta o se sentía culpable. Se dio una ducha y retomó sus solicitudes de la facultad de matemáticas de la universidad de Michigan. Sabía que ya no volvería a la habitación de Clarissa, ya se había cansado de ponerse la ropa de duende para ir a cogerle.

Aunque, seguiría por un tiempo con los cálculos. Quería ahorrar un poco para terminar de pagar la inicial de aquel departamento en la playa que deseaba desde hacía un par de años.

Con una ecuación medianamente complicada sabía como sería la secuencia de números ganadores de la lotería del estado, el siguiente sería 26 33 44.

Se tocó la entrepierna para acomodar su pene de enano matemático. Trató de pensar rápidamente en la probabilidad de volver a estar con una mujer como Clarissa, la respuesta era lejana y triste.  Ana en un millón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s